Zen


Terapia Zen

Un enfoque budista de la psicoterapia

La Terapia zen aborda los problemas humanos desde varios ángulos y procedimientos. Uno de sus aspectos cruciales es el desarrollo de una percepción tolerante hacia las propias características y las de los demás.

En una sesión de terapia zen se genera un ambiente propicio, dentro de un marco profesional, para enfrentar los problemas actuales de cada cliente y crear una nueva mirada en su vida cotidiana. El cliente aprende a focalizar la mente en determinados temas, según lo indicado para su situación y grado de progreso.

La Psicoterapia zen puede ser útil para todas las personas con independencia de su edad, género, inclinación religiosa u otras variantes individuales. Está recomendada para quienes tienen trastornos ansiosos o depresivos, crisis vitales y cambios importantes en la vida. En caso de pacientes con patologías psiquiátricas severas, sería necesario evaluar y valorar la adecuación de la técnica a su problemática.

¿Cuáles son sus mayores beneficios?

La eficacia y la profundidad que se alcanzan en la resolución y/o aceptación de su propia problemática. Lleva al cliente a un cambio radical o de fondo en su modo de ver el mundo, le permite cambiar sus paradigmas y crear una nueva perspectiva de estar “aquí y ahora” para tomar al mundo “tal cual es”.

 

Desde_el_coraz_n_del_Zen