Dos historias de amor y de muerte

Posted By on feb 16, 2015 | 0 comments


Amor y despedida

Hoy he sabido de dos historias de amor y de muerte.

Una historia llegó a mí a través de  un artículo del periódico, en este artículo  contaban que una madre que perdió a su hija de 11 años por una enfermedad de las denominadas raras (síndrome de Rett) acaba de publicar a un libro en el que explica como pudo acompañar a su hija en el proceso de su muerte, y que  fue algo luminoso y bello, además de intenso.

Habla de como les ayudaron y acompañaron los profesionales de cuidados paliativos pediátricos del Hospital San Juan de Dios de Barcelona, y de que es posible vivir la muerte desde ese lugar más amoroso y amable. Dice que la actitud de estos profesionales, su guía y cuidado fue fundamental para que ello pudiesen vivir ese momento y todo el proceso anterior desde el mejor de los lugares posibles en esa circunstancia.

Habla de como ayuda poder hablar con claridad de lo que pasa y de lo importante que es seguir hablando de ello después. Habla de lo importante que fue para ellos el acompañamiento amable y amoroso.

La otra historia  es la de una hija a la que le dijeron que su padre tenía un cáncer de muy mal pronóstico y a la que, después de varios meses de tratamiento quimioterápico y radioterápico, le dan “buenas noticias”: Se ha paralizado, no avanza.

Todos se hacen ilusiones en la familia.

Extrañamente, nadie les cuenta que existe una metástasis que se ha visto en el escáner que le acaban de hacer y que además figura en la historia de este hombre a la que acceden otros profesionales después.

Resultado: Se enteran de manera fortuita y abrupta en el hospital al llevarle a  urgencias porque su padre se encuentra francamente mal.

De ahí al fallecimiento de este hombre pasa apenas una semana.

Nadie les acompañó amable y amorosamente, nadie les dijo la verdad de lo que pasaba.

 

El sufrimiento de esta hija es paralelo a la sorpresa que le produjo la noticia de la metástasis y de lo poco que quedaba a su padre, apenas una semana después de que le dijesen justo lo contrario.

Todo esto me hace pensar y mucho. Hay tanta diferencia según como hagamos las cosas. Son dos historias de amor y de muerte. Y, sin embargo, son dos historias tan distintas….

 

Con mi deseo de que todos los seres sepan ser felices.

Ana

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>